Salte la navegación

Tag Archives: sensualidad


RECITAL POÉTICO LA NOCHE DE LOS SOMBREROS


LOS POETAS:
LEO ZELADA, WILLY RAMIREZ , CARMEN GARRIDO ORTIZ,

JUANA VÁZQUEZ MARÍN, FERNANDO SABIDO, RODRIGO GALARZA, LUZ MACÍAS, MARISA PEÑA, ANTONIA BOCERO, ALBERTO ROJAS, ROSA SILVERIO, SANTIAGO TENA
Y ÁNGELES FERNANGÓMEZ

ANTONIA BOCERO, FERNANDO SABIDO, JUANA VÁZQUEZ MARÍN, MARISA PEÑA Y ROSA SILVERIO

ÁNGELES FERNANGÓMEZ, JUANA VÁZQUEZ MARÍN,
FERNANDO SABIDO, ANTONIA BOCERO, MARISA PEÑA

Y ROSA SILVERIO

ÁNGELES FERNANGÓMEZ, ANTONIA BOCERO,JUANA VÁZQUEZ

MARÍN,LUZ MACÍAS, FERNANDO SABIDO, MARISA PEÑA
Y ROSA SILVERIO

FERNANDO SABIDO Y RODRIGO GALARZA

FERNANDO SABIDO Y ROSA SILVERIO

ROSA SILVERIO Y ÁNGELES FERNANGÓMEZ

MARISA PEÑA

NAJIM MOUHSIN

WILLY RAMIREZ

ROSA SILVERIO Y LUZ MACÍAS

ROSA SILVERIO Y LEO ZELADA



FERNANDO SABIDO

JUANA VÁZQUEZ MARÍN


ROSA SILVERIO Y NAJIM MOUHSIN



ROSA SILVERIO, ANTONIA BOCERO Y FERNANDO SABIDO



ROSA SILVERIO Y FERNANDO SABIDO



ROSA SILVERIO Y CARMEN GARRIDO ORTIZ


ANTONIA BOCERO Y FERNANDO SABIDO


ALBERTO ROJAS

ROSA SILVERIO Y SANTIAGO TENA

Anuncios

MUROS

UNA PINTADA EN EL MURO QUE CONSTRUYE ISRAEL
NOS MUESTRA A DOS NIÑOS PALESTINOS QUE SUEÑAN…

La palabra Muro se escucha con mayúscula por el que dividió a Berlín durante 28 años. Se lo llamó y llama todavía El Muro de la vergüenza, pero quedó muy atrás del que Israel construye en el territorio palestino ocupado: el alemán que erigió la ex URSS tuvo 155 kilómetros de largo, el israelí tendrá más de 700. La altura media del primero fue de 3,6 metros, la del segundo un máximo de 8 y su anchura podrá ampliarse ya que a uno y otro lado se cavan fosas de varios metros de profundidad, hay vallas electrificadas de alambre de púa, sensores térmicos, cámaras de video, torres de francotirador y carreteras para los vehículos israelíes de patrullaje, más una franja colchón de ancho variable. El 85 por ciento de este Muro se construye dentro de Cisjordania, a la que despoja del 9,5 por ciento de su territorio.


MUROS

Levantamos muros en cualquier parte
muros de piedra y cemento amasados con odio
muros supurando sangre por todas sus grietas
muros para escribir el nombre de nuestros verdugos
muros que intentan anular la mala conciencia
muros sin puertas de acceso a la imaginación

somos tan absurdos que hasta levantamos muros
para ocultar nuestros corazones fracturados



(POEMA INÉDITO)





Pintura de Modi Livieri

I

MATERNIDAD

Gracias a la conservación de manuscritos fechados
afirmo que el pensamiento amenazó con escribir la historia
de un amor que nunca quiso nacer

Hiciste uso de las ostras y su perfil de arena introdujo
la bienvenida al mar
Con caracolas vuelvo a ocultar mis oídos
y al escuchar tu voz te exijo respirar en un coro
de perlas marinas

¿Me oyes?
Sin el permiso de tu rancio linaje
vienes a decirme en secreto que me amas y es prematuro
porque tú sabes que un mismo movimiento
te devuelve a la totalidad inacabada

Amanece
y en la maternidad mediterránea
no hay ya ninguna errata

II

LA INDOLENCIA ANEGA LA CIUDAD DE PECES

Hay días en los que es preferible apartarse
de sí mismos, disimular, en derredor la ciudad
quema el silencio con alaridos de tristeza
bajo una bóveda púrpura de inexistencia

Pensé en mentir la amistad, borrar de mi rostro
las huellas de tiempos aciagos, pero la gente
agoniza bajo la cal o vive asomándose al abismo
y no creyó en mis razones y condición

Qué importa el resplandor del alma, el amor
o el afecto a unos seres que sólo resisten
endeudados y sobreviven a la mezquindad
sabiéndose dueños de una sepultura perpetua

III

MUJERES SILENCIADAS

Indudablemente hay mujeres dichosas,
pero hay muchas que sólo sobreviven
pisando uvas de sangre, las hay de pálida
mirada que lloran a solas sin hacer ruido,
las hay maltratadas, violadas, perseguidas,
humilladas, lapidadas, silenciadas,
suicidas, sometidas o las que ya
son sólo en las estadísticas un número frío

A todas éstas
¿Qué calaña de Justicia en una sociedad
deshumanizada las ampara?


Pintura de Restrepo Clas
I

SIN RECIPROCIDAD

Recorrí los suburbios de la irrealidad
hasta que un destino en el que no creo
quiso que supiera de ti
y escuché los primeros latidos auténticos
del corazón,
de un vendaval que me incendió el alma
sin reciprocidad

Hoy, tu lejanía es un cuchillo afilado
que deforma mi perspectiva
intimidando al pasado y al futuro,
y desde mi percepción cartesiana surge la certeza
de que aún queda otra vida,
para saber vivirla

II

EL MILAGRO

El infinito te espera en la carne refulgente
de las crisálidas, en gotas y gotas de desavenencia
que te vedaron la ternura y humedecieron
con tenacidad los oscuros latidos del desamparo
Tu existencia es sólo la espera de un milagro
o del penúltimo quiebro a lo irremediable,
de una Patria, de poder teñir de sutileza
el luto de todas las lágrimas

Casi no te conozco y anhelo sumergirme
en tus raíces, entre los sueños y la luz
que te marginan
Aún perteneces al mundo
y el mundo está en deuda contigo

III

SECRETOS

Me quemé por amarte
en las aristas de un tiempo desahuciado

No hay amores explícitos
ni mujeres que se piensen ingenuas cuando aman
Te he desabrochado el vestido cada noche
aunque nunca me has confiado tus secretos

IV

UNA PASIÓN INSÓLITA

No debes ahora recordar
el pasado que compartimos
a destiempo

Has conocido a otro hombre
y me dices te posee
una pasión insólita
que no te reconoces

Escúchame
no puedes apagar el sol

Además, es mediodía

 

LEER MIS POEMARIOS GRATIS EN FORMATO VIRTUAL:

http://fernando-sabido.blogspot.com


LEER MIS POEMARIOS GRATIS EN FORMATO VIRTUAL

http://fernando-sabido.blogspot.com

I

He vuelto por unas horas
a la que jamás fue mi niñez
a los años en que se ausentaban los pájaros
en el cielo nublado de todas las mañanas
sin encontrar el lugar secreto
en el que nos escondían los juguetes

Un día dos niños se besaron
ignorando por qué el instinto
les empujó a ocultarse
en el nido abandonado de los gorriones

II

Miro la hora escrita en el sexo
de la noche
y aún es el día de ayer
que se muestra inoportuno
manchando a destiempo
la infidelidad de las caricias

Mañana se borrarán las cicatrices
traicionando
las promesas imprudentes de la cita
o la ilegal presunción de la inocencia

III

He tenido que aprender más de un oficio
para rebasar ciertos límites
y no cimentar mi vida en un invernadero

Entro sin llamar
a las casas sin puerta de los peregrinos
y me siento en el suelo a compartir palabras
sin aceptar las sugerentes ofertas
de los mercaderes

Es difícil imaginarlo a la vez que rechazo
los esporádicos ataques de la melancolía

IV

No debes ahora recordar
el pasado que compartimos
a destiempo

Has conocido a otro hombre
y me dices te posee
una pasión insólita
que no te reconoces

Escúchame
no puedes apagar el sol

Además es mediodía

V

Al oscurecer
se pierde estérilmente
la belleza de todos los paisajes
porque nadie sabe retenerla
entre sus manos

Solo la sensibilidad
de ciertos ojos fotografía
con sales de cinc en la memoria
los rescoldos

VI

Han sembrado mi entorno de embustes
que me impiden oír
el murmullo de las oraciones
y escondo la locura
no mirando a los ojos del prójimo

Encontrar un sitio a mi gusto
sin traspasar la línea
tras la que sobreviven los doblegados
es la última oportunidad

VII

Éste no es nuestro sitio
ni aunque hagamos cola
nos dejarán
mudarnos de los suburbios

Aquí tienen ellos
sus ministerios y los museos
al lado del palacio
del señor obispo

VIII

No buscas la realidad en los ojos de nadie
ni frecuentas para conversar a los viejos conocidos

Has comprado racimos inmaduros para calmar el ansia
escuchando en los labios del lienzo canciones inéditas
y nunca serás feliz sin poner un nombre
a lugares cercanos que has decidido no visitar

Sobre un fondo de rojas arenas movedizas
quieres levantar los cimientos del suicidio

IX

Cuando se ganó a pulso la inmortalidad
el océano le ofreció una botella vacía
arrojándolo ebrio a una isla deshabitada
en la que conoció la maldición bíblica

Buscó caminos que giraban a la izquierda
suplicando de la eternidad el indulto
o al menos la resurrección
moldeada en el barro que supura la muerte

X

Has cerrado tus ojos y apretado los labios
y te ovillas como una niña recién alumbrada
aunque tu rostro apesta a tristeza

Puedo arrancar de tu pecho el hierro negro
hacer que tu cuerpo no muera
pero no es fácil sanar un corazón mordido

¿Sabes?
Muerden los que hieren la amistad
y se llevan las palabras sin pagarlas

XI

Entre sedas ocultan
los despojos de los ídolos
del lascivo acoso
de las ancianas sacerdotisas

Porque murmuran
la cicatriz húmeda de tu virginidad
peinas de negro el corazón encendido
de tu frente
dime muchacha si tu vida
es de espinas o caricias

Sobrevives para dar
un nuevo nombre a la farsa
y odias
que te juzguen cuando estás soñando

XII

Dos amantes desean amarrarse al tiempo
implorando una ráfaga de pasión renovada
que permita desterrar los monólogos
y emprender el regreso hacia la tierra prometida

En la última noche del sur estalló el relámpago
que tizna al cansancio de olor a quemado
inoculando en los cómplices la decepción


I

Imagino tu voz en el silencio de mis noches
el vacío de tu cuerpo en el lecho de mi rabia
a mis manos dibujándote caricias en el aire
y a mis besos que encuentran tus labios ausentes

Deseo estés buscando la libertad
el lejano lugar en que serás tú misma
a salvo de las obsesiones
que te han dejado al borde de la depresión

II

Era el último secreto y lo olvidé en una habitación
de la casa vacìa el día que hicimos la mudanza
te mentiría si afirmara que lo he llevado conmigo
todas las veces que no te has atrevido a preguntarme

Ahora que tratas de separar nuestras vidas
debes saber que te he sido infiel con la memoria

III

No buscas la realidad
en los ojos de nadie
ni frecuentas para conversar
a los viejos conocidos

Has comprado racimos inmaduros
para calmar el ansia
escuchando en los labios del lienzo
canciones inéditas
y nunca serás feliz sin poner un nombre
a lugares cercanos
que has decidido no visitar

Sobre un fondo
de rojas arenas movedizas
quieres levantar
los cimientos del suicidio

IV

Observo tu cuerpo desnudo
disfrazando el fracaso
eres una sombra perdida
en la luz de mis fábulas
regresada de la hora más angustiosa
del exilio

Quiero recobrar la mujer
que enhebraba la vida al aire
a la que nadie reconoce ocultando
el detritus del pasado

Mañana aún no existe
y puede ocurrir cualquier cosa

V

Me gusta pensar en lo que me excita
sin implicarme en compromisos
y subir peldaños de madera
desoyendo los crujidos
de la escalera desgastada

Escondo a la sed mi dependencia
para dar largos tragos el día de mañana
e improvisar sin esfuerzo las mentiras

 

LEER MIS LIBROS DE POEMAS GRATIS EN VIRTUAL

http://fernando-sabido.blogspot.com


Te desnudaste del vestido de fiesta
suplicando a la lluvia que mojara tu cuerpo
sin hurtar a las nubes el color de ceniza
que pintaba de gris aquel pantano de cieno

y decidiste borrar de la piel de tu sexo
el detestable tatuaje con mi nombre

.
http://fernando-sabido.blogspot.com

.
ENYA