Skip navigation

Tag Archives: español


UN SILENCIO RADIANTE: OCHO POETAS BÚLGAROS CONTEMPORÁNEOS

Se presentó en el Ateneo de Madrid el libro:
UN SILENCIO RADIANTE:OCHO POETAS BÚLGAROS
CONTEMPORÁNEOS:

(Iván Teófilov, Hristo Fótev, Nikolái Kántchev, Binio Ivanov,
Ekaterina Yósifova, Iván Tsánev, Kíril Kadíiski, Rada Panchovska)
Edición bilingüe
Traducción de Liliana Tabákova, Rada Panchovska
y Juan Antonio Bernier
Colección Cosmopoética de Poesía Internacional
Córdoba 2010

Los poetas Ángel Guinda y Zhivka Baltadzhieva

Los poetas,

Rada Panchovska, Ángel Guinda y Zhivka Baltadzhieva

Las poetas,
Rada Panchovska y Zhivka Baltadzhieva

Los poetas,
Ángel Guinda, José Cereijo y Fernando Sabido

PUBLICADO POR FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ E
Anuncios

MIS POEMAS EN LA PÁGINA DE ANDRÉS MORALES (CHILE)

CON MI AGRADECIMIENTO A ANDRÉS MORALES

POR PUBLICAR VARIOS DE MIS POEMAS

La página de Andrés Morales (1962), poeta

y académico chileno, es un blog de apuntes
abierto a todos aquellos interesados en la
literatura y, en especial, en la poesía.
Contiene poemas, artículos, notas, comentarios,
críticas, reseñas, fotografías y en general,
todos los tópicos imaginables e inimaginables
en torno a la poesía y la literatura chilena,
hispanoamericana, española
y europea de todas las épocas y estilos.

http://paginadeandresmorales.blogspot.com/2010/12/nueve-poemas-de-fernando-sabido-sanchez.html

I. SILENCIO

Presiento que estamos enterrando
las viejas canciones de amor,
que el viento de la umbría
va deshojando nuestro libro
verso a verso
sin demorar el arribo de la muerte

Recuerdo los gemidos del ensueño,
el ungüento invisible que nos salvó
a veces del naufragio sin juramentos apócrifos,
la infidelidad desprovista
de estigmas, las ascuas

Y ahora cada palabra, cada letra
vagará por paisajes inhóspitos
de algarabía,
nómadas en una selva de pájaros
que desafinan el silencio
rompiendo como olas
de lágrimas negras nuestros sueños,
tal vez crisálidas a contraluz
trepando la oscuridad
para ponerse a salvo de espejismos
baldíos

II. LA LIBERTAD

No llores cuando los malditos
Dancen sobre la tumba de tu libertad

Hazles creer que el ataúd está vacío

III. LA ETERNIDAD

Suspendidas en la duración de Zeus,
deslumbrantes estatuas entonan panegíricos
a los dioses del Olimpo
Erectas, con los ojos saturados
de belleza inacabada semejan espiras
que gritan o susurran en función
de un viento despiadado

Rebosa el tiempo y las excita
un ansia de inmortalidad

IV. EL VACÍO

En mis sueños siempre habita el vacío
que recorro en un vuelo ingrávido
por el olor a misericordia de las noches
Llego hasta el alba
y no tengo a nadie que me espere
hasta la luna se oculta para repudiarme
en un paisaje de sombras
más allá de la muerte

Cae gota a gota una lluvia
que desnuda con lamentos mi alma
y sobrevive el miedo a la inexistencia
Se tensa el vértigo y rozo con los labios
la belleza al perderse
en la luz impalpable de la negación

V. NO PUEDO PROMETERTE AMOR MIENTRAS ME DESANGRO

Sobre mi sexualidad llueve en horizontal,
es un error considerarme incompatible
con un cuerpo malgastado en el que el alma
se mantiene incólume
En el exterior la noche es hermosa,
sin embargo, aún gotea la sangre
de heridas que me ocasionó la mordedura
de la serpiente

No puedo prometerte amor mientras
me desangro, el amor heterosexual
que apeteces de un ser cuya naturaleza
es imprecisa
Intentarás entenderme y aflorarán
las mentiras, entretanto, puedo
enseñarte algunas fotografías antiguas
que no me incriminan

Quizá no sea del todo ilícito mostrar
las apariencias y regresar al prólogo
No confíes demasiado en poder revelar
los enigmas, aún eres muy joven para
encontrar respuestas a un comportamiento
que la sociedad juzgaría execrable

VI. ME AMARÁ SIN PREJUICIOS LA MUERTE

Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte

VII. INTEMPERIE

Aquel hombre virtuoso cubrió tu desnudo
colmándolo de infinitas posturas amatorias
y alumbró con colores los paisajes sepias
pintando acuarelas de imposibles crepúsculos

Hoy, sumida en la confusión, has renunciado
a abrasarte con el resplandor del sexo
y eliges recorrer descalza otros laberintos
seducida por el vértigo de la intemperie

¿Qué fue del huracán que rompió los cristales
de una piel revestida de asexualidad?

VIII. EN LA SOLEDAD DEL SEXO

En la oscuridad, sobre un lecho de abenuz
el deseo dormita a trasmano entre caricias
imaginadas, erótico trasiego y lascivia,
mientras, el alacrán del sexo despierta
evocando nocheviejas frenéticas

Entreacto, un rumor de sábanas de seda,
una antología de manuscritos rompe el maldito
silencio y cede el aliento cuando explotan
los sentidos, esquirlas, retazos de lluvia
que apaga el fuego entre psicofonías
y el grito final, preludio de una vacilante
duermevela

Son las cinco y la madrugada se ha perdido
en la clausura de la habitación, sin conversar
con nadie, sólo la ilicitud del solitario placer
apacigua mi soledad,
soledad que no alcancé siquiera a compartir

IX. GOCÉ EN LOS BRAZOS DE UNA DIOSA

Fue como un milagro,
gocé en los brazos de una diosa
rodeado de pureza, aunque odio las parábolas
Y humedecí los labios con el vino
mientras la dibujaba caricias
encendiendo los deseos

Lo juzgué una visión,
un brindis temerario al placer con disonancias
y arrodillarme ante la sed
Un hola y un adiós a su desnudo,
a un cuerpo colmado de pasión
en un paréntesis de ausencias

Volvía del sueño subyugado
con necesidad de amar para saberme hombre
cuando la diosa me imploró

Espera, no despiertes

Fernando Sabido Sánchez. Nació en Peñarroya (Córdoba), España, en 1950. Libros de poesía publicados: El paso del tiempo (2007); Las diosas esconden su sexo detrás de la luna (2009) y Vivencias, mentiras y algún matiz utópico (2010). De próxima publicación: La muerte siempre culmina su trabajo. Sus poemas han sido traducidos al inglés, catalán, italiano, rumano y portugués y están incluidos en antologías poéticas de España, Europa, EEUU e Hispanoamérica. BLOG DE POESÍA: http://fernando-sabido.blogspot.com

Publicado por Andrés Morales Milohnic el día sábado, diciembre 04, 2010



.

XI

LA HUIDA

Se apartaron del sexo dejando atrás
las fábulas sustantivas y una pasión
enhiesta y militante

Uno de ellos, sólo uno, cerró los ojos
y pensó que todos nos planteamos
la huida en algún momento
hasta que el frío nos empuja a regresar
convictos y confesos

Para sobrevivir en una incurable
persistencia

XII

MASTURBACIÓN

Amaina la tempestad de tu cuerpo
Y te desplomas sobre el lecho
Al socaire del último naufragio

Sobre la mesilla de la habitación
Una lámpara de cristal de Murano
Refleja el enésimo crepúsculo
Fraguado en los océanos de la soledad

XIII

EL MIEDO

Se sentía libre
Lamiéndole el sexo
Provocando tempestades
Algoritmos
Múltiples orgasmos
Encantamiento

Aunque jamás
Le acarició el alma
Por miedo

XIV

LA INDOLENCIA ANEGA LA CIUDAD DE PECES

Hay días en los que es preferible apartarse
de sí mismos, disimular, en derredor la ciudad
quema el silencio con alaridos de tristeza
bajo una bóveda púrpura de inexistencia

Pensé en mentir la amistad, borrar de mi rostro
las huellas de tiempos aciagos, pero la gente
agoniza bajo la cal o vive asomándose al abismo
y no creyó en mis razones y condición

Qué importa el resplandor del alma, el amor
o el afecto a unos seres que sólo resisten
endeudados y sobreviven a la mezquindad
sabiéndose dueños de una sepultura perpetua

XV

MALTRATO

Mujer, lluvia en tus ojos
Piel de niebla y azafrán
Violencia, fanal oscuro
Yermos campos del sexo
Amor sepultado en savia
Luna en la madrugada
A solas

Ávido el corazón de vientos
Distante la voz del alma
Apóstata de un hombre
Al que amas aún
Contraluz en el afán baldío
Antes que arruine tu cognición
Mejor, a solas

XVI

SINCERIDAD

Mi amante es una mujer poco explícita
aunque jamás me ha mentido
El día que intimamos prometió que sería
absolutamente infiel el resto de su vida

Pero siempre excita mi ego con un delicioso
café jamaicano en las infrecuentes ocasiones
que amanece en mi cama

XVII

ENSOÑACIÓN

Pasó a mi lado una ensoñación casi rozándome
e ignoré el hallazgo, porque siempre he detestado
el aliento tan femenino del placer

Elijo la realidad, aunque sea como la hermana
mayor que nos hizo llorar en todos los momentos
mágicos de nuestra infancia

XVIII

LAS LÁGRIMAS DE UNA MUJER SON UN RECURSO
TÁCTICAMENTE IRREPOCHABLE

Una mujer desconocida
Me arroja algo similar a piedras
y se oculta detrás del corazón

El suelo está húmedo cuando me arrodillo
Pero no la temo

XIX

HIPOCRESÍA

Se generaliza la hipocresía
La madre de todas las guerras asesina
a sus hijos como una vieja puta y el amor
es la turbación que nos excita visionando
añejas películas en technicolor

Hasta la felicidad se vende cada noche
impregnada en unas rayas de cocaína

XX

ESCEPTICISMO

Nos refugiamos en el escepticismo al no ser
capaces de poner orden en lo cotidiano

¿Para qué nos creó a su imagen y semejanza
un Dios inexistente?


Me ha confundido el sabor a manzana
y la tentación emprendió rumbo a poniente
antes de que la lluvia apagase las antorchas

envejece el pasado en los recortes de prensa
y me parecen extrañas
las fotos amarillas de aquel tiempo

cuando el anciano alza los ojos del álbum
en el que colecciona gaviotas a pesar de su ceguera
deja a la intemperie los escasos hilos de memoria

.
http://fernando-sabido.blogspot.com

.
JOHN LEE HOOKER


Dormías envuelta
en el silencio de otra noche
soñé en tu sueño
y sentí el latir acelerado
de mi corazón

en ese instante se detuvo el reloj
para no marcar el tiempo tan absurdo
que pasamos alejados

.
http://fernando-sabido.blogspot.com

.
CELTAS CORTOS: PAJARICO


Desnudo en los caminos

duermo sobre el polvo

y respiro el olor de la muerte

enredándome en la pegajosa geometría

de las telarañas

.

espero al relámpago

para beber el semen de los árboles

y escapo del tiempo

hacia ninguna parte

buscando en mi brújula  a la luna

.

no encuentro ciudades

bajo las aguas de un arroyo que no dura

ni el color de las flores

sólo vocablos compasivos

empapados en vinagre

.

http://fernando-sabido.blogspot.com

.