Skip navigation

Category Archives: pasión



Publica y edita: Casa Eolo S.L.
C/ Pedro Arnal Cavero, 22
22001 HUESCA (España)
e-mail: info@casaeolo.com

ISBN: 978-84-15178-39-2
Depósito legal: HU-282-2011

PARA COMPRAR EN EL ENLACE:

10 € GASTOS ENVÍO INCLUÍDOS

PRÓLOGO

La voz poética de La muerte siempre culmina su trabajo es una voz polisémica pues la forma y el sentido surgen de una indagación de la muerte en sus múltiples significados. Sobre todo, la muerte se asocia con el desamor. Y la vida renace y florece con la pasión amorosa.
Jean Anouilh dijo: “ La muerte es bella. Ella solo otorga al amor su verdadero clima”
Y es que muerte y amor van unidos: Eros y Tanatos. Aunque en este poemario Eros expulsa a Tanatos, y, en ocasiones, sucede lo contrario.
“…Estalló el desamor en tan dolorosa travesía
y las chispas convirtieron en cenizas los regazos
avejentados de la pasión

Cuando ella dejó a un lado el invierno
sólo la muerte ocupó su espacio”.

Y en este otro:

“Vuelve a nacer en mí
conmigo
compartamos los sueños
para resucitar
lo que ha muerto

Iníciame al amor
desnuda tus vivencias
y descubriremos
nuevos caminos en el tiempo”.

Si hacemos una lectura profunda podemos decir que en virtud de las ausencias-muerte- se genera el poder verbal de la escritura. Las ausencias remiten al silencio, son el punto cero de una escritura que se puede definir como una escritura del término. Sin embargo, el poeta, siempre es consciente de la problematicidad del signo. Sabe que el lenguaje no es transparente ni inocente sino que está compuesto de una serie de capas de significados, inherentes a cada palabra, que lo forman de manera invisible.
Lo inverosímil es que señalamos desde el lenguaje y con el lenguaje una experiencia que el lenguaje no puede alojar, como es aquí la palabra muerte. De ahí su riqueza para buscarle sentido en otros campos semánticos que , como ya he dicho, sobrevuelan alrededor del desamor, pero también de la soledad, de la falta de pasión, deseo, ternura, sexo…
Los poemas son, en algunos aspectos desesperanzados por moverse dentro de la oscuridad de la palabra, aunque la búsqueda y disfrute de Eros, le da claridad y vida a la misma e invierte los campos polisémicos.
Es un libro esencial del ser y sus enigmas. Con este poemario se dejan atrás las fronteras discursivas y estéticas de la poesía, y se entra ante una nueva dimensión de lo poético. .
Se trata de una actitud aparentemente de aceptación , no hay palabras muro-para detener la muerte. Está basada en la recepción, y sobre todo en qué “remedios” podemos usar contra ella y ahí es cuando surge el amor y sus componentes abriendo ventanas en el poemario hacia la vida:

… Inútil obcecación la de los que rechazan
amar sin fundamentos, todo apariencia,
no alcanzarán jamás a ser aunque crean
estar vivos, más que una caricatura de sí mismos.

El discurso poético poco a poco se vuelve más y más radical (en el sentido etimológico de ir a la raíz).
Hay poemas, sin embargo, que aún dentro del campo semántico de la muerte, el proceso creativo es el reverso de los anteriores. Si en los otros el significado fue de dentro afuera, aquí va de fuera adentro. Es un canto de “mea culpa” porque los “desheredados” son invisibles para el poder político, económico, social, etc. y hay que cambiar el formato de la mirada.
Se trata de unos cuantos poemas solidarios, en el que el signo se pone a su servicio. La mirada se dirige hacia los pobres, los marginados, los diferentes, en definitiva “los otros”. Es una forma de pasar de la poesía del yo a una poesía del nosotros, de despegarse de los problemas íntimos, existenciales hacia los problemas sociales.
Un poema de los más significativos, nos hablará de las claves que hemos ido dejando a través de estos últimos párrafos:

No espero ningún prodigio, pero no aceptaré jamás
que la Irremediable emplee su guadaña
con los niños de Haití, Somalia, Irak o Palestina,
seres absolutamente indefensos ante ella
Que no conceda indultos ni últimas instancias
a los estremecidos, que desteja vidas
esperando el quimérico advenimiento de otro Ulises
entre hambruna, tristeza y paradojas.

Este poemario esconde bajo sus palabras mundos que provienen de la experiencia, aunque no necesariamente del mundo como lo entendemos, sino a través de una experiencia en que lo otro, lo oscuro, se apodera del poeta y lo obliga a la escritura.

Juana Vázquez Marín
Escritora y Poeta

Anuncios


Publica y edita: Casa Eolo S.L.
C/ Pedro Arnal Cavero, 22
22001 HUESCA (España)
e-mail: info@casaeolo.com

ISBN: 978-84-15178-39-2
Depósito legal: HU-282-2011

PARA COMPRAR EN EL ENLACE:

10 € GASTOS ENVÍO INCLUÍDOS

PRÓLOGO

La voz poética de La muerte siempre culmina su trabajo es una voz polisémica pues la forma y el sentido surgen de una indagación de la muerte en sus múltiples significados. Sobre todo, la muerte se asocia con el desamor. Y la vida renace y florece con la pasión amorosa.
Jean Anouilh dijo: “ La muerte es bella. Ella solo otorga al amor su verdadero clima”
Y es que muerte y amor van unidos: Eros y Tanatos. Aunque en este poemario Eros expulsa a Tanatos, y, en ocasiones, sucede lo contrario.
“…Estalló el desamor en tan dolorosa travesía
y las chispas convirtieron en cenizas los regazos
avejentados de la pasión

Cuando ella dejó a un lado el invierno
sólo la muerte ocupó su espacio”.

Y en este otro:

“Vuelve a nacer en mí
conmigo
compartamos los sueños
para resucitar
lo que ha muerto

Iníciame al amor
desnuda tus vivencias
y descubriremos
nuevos caminos en el tiempo”.

Si hacemos una lectura profunda podemos decir que en virtud de las ausencias-muerte- se genera el poder verbal de la escritura. Las ausencias remiten al silencio, son el punto cero de una escritura que se puede definir como una escritura del término. Sin embargo, el poeta, siempre es consciente de la problematicidad del signo. Sabe que el lenguaje no es transparente ni inocente sino que está compuesto de una serie de capas de significados, inherentes a cada palabra, que lo forman de manera invisible.
Lo inverosímil es que señalamos desde el lenguaje y con el lenguaje una experiencia que el lenguaje no puede alojar, como es aquí la palabra muerte. De ahí su riqueza para buscarle sentido en otros campos semánticos que , como ya he dicho, sobrevuelan alrededor del desamor, pero también de la soledad, de la falta de pasión, deseo, ternura, sexo…
Los poemas son, en algunos aspectos desesperanzados por moverse dentro de la oscuridad de la palabra, aunque la búsqueda y disfrute de Eros, le da claridad y vida a la misma e invierte los campos polisémicos.
Es un libro esencial del ser y sus enigmas. Con este poemario se dejan atrás las fronteras discursivas y estéticas de la poesía, y se entra ante una nueva dimensión de lo poético. .
Se trata de una actitud aparentemente de aceptación , no hay palabras muro-para detener la muerte. Está basada en la recepción, y sobre todo en qué “remedios” podemos usar contra ella y ahí es cuando surge el amor y sus componentes abriendo ventanas en el poemario hacia la vida:

… Inútil obcecación la de los que rechazan
amar sin fundamentos, todo apariencia,
no alcanzarán jamás a ser aunque crean
estar vivos, más que una caricatura de sí mismos.

El discurso poético poco a poco se vuelve más y más radical (en el sentido etimológico de ir a la raíz).
Hay poemas, sin embargo, que aún dentro del campo semántico de la muerte, el proceso creativo es el reverso de los anteriores. Si en los otros el significado fue de dentro afuera, aquí va de fuera adentro. Es un canto de “mea culpa” porque los “desheredados” son invisibles para el poder político, económico, social, etc. y hay que cambiar el formato de la mirada.
Se trata de unos cuantos poemas solidarios, en el que el signo se pone a su servicio. La mirada se dirige hacia los pobres, los marginados, los diferentes, en definitiva “los otros”. Es una forma de pasar de la poesía del yo a una poesía del nosotros, de despegarse de los problemas íntimos, existenciales hacia los problemas sociales.
Un poema de los más significativos, nos hablará de las claves que hemos ido dejando a través de estos últimos párrafos:

No espero ningún prodigio, pero no aceptaré jamás
que la Irremediable emplee su guadaña
con los niños de Haití, Somalia, Irak o Palestina,
seres absolutamente indefensos ante ella
Que no conceda indultos ni últimas instancias
a los estremecidos, que desteja vidas
esperando el quimérico advenimiento de otro Ulises
entre hambruna, tristeza y paradojas.

Este poemario esconde bajo sus palabras mundos que provienen de la experiencia, aunque no necesariamente del mundo como lo entendemos, sino a través de una experiencia en que lo otro, lo oscuro, se apodera del poeta y lo obliga a la escritura.

Juana Vázquez Marín
Escritora y Poeta


III RECITAL POETAS ANTOLOGÍA SIGLO XXI – 30 ABRIL 2011

Fernando Sabido Sánchez

Recordamos al amigo José Luis Zúñiga, con sus poemas
y canciones, un homenaje muy emotivo.

Clara Balllesteros

Aarón García Peña

Adriana Davidova

Alexis Díaz Pimienta

Bárbara Allende Ouka Leele

Beatriz Villacañas


Javier Lostalé

Lilián Pallares

Lucas Rodríguez

Mara Romero Torres

María Cinta Montagut

Miguel Ángel Yusta

Pedro Gollonet

Raquel Zarazaga


UN POEMA MIO TRADUCIDO AL PORTUGUÉS POR EL POETA TALIS ANDRADE

ME AMARÁ SIN SECRETOS LA MUERTE

Amei em segredo muitas vezes implorando
paixões inusitadas, rompi obstáculos cheio
de esperança e encontrei corações convexos
Me recusaram mulheres de sexualidade imprecisa
e abracei corpos desnudos com desejos alheios,
até o sempre dessublimado reduto da infidelidade
chegou a me rejeitar

Amei lábios que me esconderam o sorriso,
mulheres de sexo solidário imersas na beatice
com uma fé cega e a alma umidificada
Amei virgens aferradas ao dogma de futuras
fogueiras, a prostitutas e, em verdade,
a mim mesmo

Poderia contar a realidade com palavras
mais doces, se não soubesse que algum dia
me amará sem enlevo
a morte

(Tradução de Talis Andrade)

Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte

Muchas gracias, amigo Talis


Talis Andrade



RECITAL IN-VERSO 9-4-2011

Fernando Sabido Sánchez

Juana Vázquez Marín

Zhivka Baltadzhieva

Verónica Aranda

MI DIÁLOGO IN-VERSO CON ALEJANDRA PIZARNIK
(CENTRO HISPANO-BÚLGARO 6 DE ABRIL 2011)

Alejandra Pizarnik nació en Buenos Aires en 1936. Sus padres eran judíos, rusos inmigrantes.
Su infancia no fue una infancia feliz, tartamudeaba, hablaba español con fuerte acento europeo, padeció graves problemas de acné y tendencia a engordar fácilmente que minaron su autoestima, además de una comparación constante y obsesiva con su hermana que la llevaron a consumir anfetaminas de manera compulsiva.
Le produjo este consumo irregularidades en el sueño, euforia e insomnios.
Para contrarrestar los efectos de las anfetaminas, consumía con frecuencia fármacos para dormir. A los 36 años se quitó la vida ingiriendo 50 pastillas de un barbitúrico (Seconal) durante un fin de semana en el que había salido con permiso del hospital psiquiátrico Pirovano de Buenos Aires, donde se hallaba internada a consecuencia de su cuadro depresivo y tras dos intentos de suicidio.
Fue una destacada poetisa, eximia representante del surrealismo poético.

DIÁLOGO IN-VERSO


(Alejandra Pizarnik)

Fernando,

La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Fernando,

El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Fernando,

Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Fernando,

He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas

y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Fernando,

Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Fernando,

La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Fernando,

La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo

(Fernando Sabido Sánchez)

Alejandra,

Tu infancia fue el miedo
Vacíos
Desiertos
Perfume de pájaros sin jaula
Y aún eras ángel
Hasta que lloraste
Con el llanto de otros

Tu cuerpo
Mudo de amantes
En noches eternas
Con soles de fuego
Y lunas negras
Entre agujeros de silencios
Bebiendo la sed con tragos
De tristeza

Alejandra,

Los días te lastimaban
Sonámbula y trasparente
Llorando funerales
En todas las muertes
Que ansiaste vivir
Vidas sin vida a través
De muros de espejos
Con máscaras de niña

Y siempre el silencio
La tierra sin mar
Sin olas ni viento
La sangre en los ojos
El dulce sopor de la morfina
Píldoras de fuego
Rejones al corazón
De una muerte inducida

Alejandra,

Todos los días las palabras
Los versos
Que arrancas con las uñas
De tu pecho inocente
Implorando a la carne
Un deseo salvaje y doliente
Hacer el amor entre silencios
En un templo con vírgenes
De fuego incesante

Hasta esa noche
La última noche
En la desesperanza
Voces que te reclaman
Desde el infinito
El seconal incitándote al sueño
Que no llega
Dolor
Una píldora tras otra

Silencio

Los pájaros se alejan
Para ofrecerle a la muerte
Tu vida

(Elisa Peña interpreta el Adagio de Albinoni)






Marisa de la Peña

Rosa Silverio y Ángeles Fernangómez

Laura Gómez Recas

La música de Elisa Peña


POEMAS-RESPUESTA: MADRID 3 DE MARZO 2011

RECITAL POEMAS-RESPUESTA POESÍA SENSUAL Y VIVA
MADRID DIABLOS AZULES 4 DE MARZO 2011

Fernando Sabido Sánchez, Yolanda Sáenz de Tejada,

Ángel Guinda Raquel Lanseros

Fernando Sabido Sánchez y Raquel Lanseros

Ángel Guinda y Yolanda Sáenz de Tejada


PRESENTACION POEMARIO ESPECTRAL DE ÁNGEL GUINDA

PRESENTACIÓN EN LA SGAE POEMARIO DE ANGEL GUINDA

ÁNGEL GUINDA Y FERNANDO SABIDO

ÁNGEL GUINDA Y FERNANDO SABIDO


FERNANDO SABIDO, ROSA SILVERIO Y MIGUEL ÁNGEL

ÁNGEL GUINDA

ASUNCIÓN BALAGUER, FERNANDO SABIDO, ZHIVKA BALTADZHIEVA

LIBERTO RABAL, ADRIANA DAVIDOVA Y FERNANDO SABIDO

ZHIVKA BALTADZHIEVA Y FERNANDO SABIDO

ZHIVKA BALTADZHIEVA, ISABEL MIGUEL, FERNANDO SABIDO Y CARMEN FEITO

JUANA VÁZQUEZ MARIN Y FERNANDO SABIDO

FERNANDO SABIDO, ZHIVKA BALTADZHIEVA Y JUANA VÁZQUEZ MARIN

ADRIANA DAVIDOVA INTERPRETA UN POEMA DE ÁNGEL GUINDA

JOSÉ LUIS BORAU, ÁNGEL GUINDA, ADRIANA DAVIDOVA, LIBERTO RABAL
Y JOSÉ CEREIJO


REVISTA LETRAS SALVAJES de PUERTO RICO

http://www.calameo.com/read/000235034e13b9c083597

Agradezco al Profesor Alberto Martínez-Márquez
de la Universidad de Puerto Rico, la inclusión
de mis pinturas (Pags.30 a 32)
y poemas ( Pags. 54 a 57) de la revista LETRAS SALVAJES

COMUNICADO

Ya se encuentra circulando el segundo número de la Revista de Literatura, Arte y Pensamiento, LETRAS SALVAJES en formato de la misma es en PDF. La revista también se encuentra disponible a través del siguiente enlace:http://www.calameo.com/read/000235034e13b9c083597
Los colaboradores de este número son:
Tanya Torres (Puerto Rico/USA)
Aldo Novelli (Argentina)
Nathacha de los Santos (Puerto Rico)
El Seis (México)
Fernando Sabido Sánchez (España)
Santiago Ney Márquez (Uruguay)
Héctor Zabala (Argentina)
Wingston González (Guatemala)
Carlos Rubio (Cuba)
Jules Perahim (Rumania).
También figuran reseñas de libros de Alberto Julián Pérez, Walter J. Mucher, Esthela Calderón, Emilio Mozo, Luis Negrón y Stephen White. Letras Salvajes es una publicación bi-mensual que se publica en PDF desde Puerto Rico y circula a través de correo-electrónico. Aquellas personas interesadas en recibir la revista mediante correo-e o colaborar con la misma, pueden escribir a letrassalvajes@yahoo.com. Sólo se mantendrá comunicación con aquellas personas cuyos textos han sido escogidos para publicación.

Alberto Martinez-Marquez, Editor



Eşti doar un vers, UNO DE MIS POEMAS TRADUCIDO AL RUMANO

Editora: Ana Muela Sopeña


Eşti doar un vers

Eşti doar un vers al poemului meu cel mai blestemat
unde aştepţi nerăbdător lovitura de fulger
pentru a te naşte în sintonie la nivelul pământului
sau pentru ca să mă iubeşti din memorie
atunci când îmi curg pe faţă lacrimi de orfan

Eşti doar un vers până ce timpul îmi va cere
o eclipsă de nori ca să orbească vederea
atunci când privirile se întâlnesc
şi arunci în infern cuvintele seci
prin care moartea debordează

Pentru a înhuma mesajele sumbre de amor

Poem de Fernando Sabido, traducere în română de Andrei Langa

http://www.oazadecuvinte.com/2011/01/e.html

ERES SÓLO UN VERSO

Eres sólo un verso de mi poema más maldito
donde esperas impaciente el golpe del rayo
para nacer en un acorde a ras de suelo
o amarme de memoria
cuando broten de mi orfandad las lágrimas

Eres sólo un verso hasta que me reclame el tiempo
un eclipse de nubes que ciega los ojos
cuando se encuentran las miradas
y arrojas al vacío las palabras estériles
que supura la muerte

Para enterrar los oscuros mensajes del amor

Fernando Sabido

[Con mi agradecimiento al poeta rumano Andrei Langa

por la traducción y a la poeta Ana Muela Sopeña, por
su magnífico blog OAZA DE CUVINTE]


CRÍTICA LITERARIA DE “LA MUERTE SIEMPRE CULMINA SU TRABAJO”

LEER EL LIBRO COMPLETO:PINCHANDO AQUÍ

Por: Carlos Hugo Mamonde (Poeta argentino)

Me he engañado un momento con tus poemas, Fernando, –siguiendo esa dirección de lectura que siempre marca todo título-…o tal vez el juego (que no “engaño”o suerte de intenso ‘trompe l’oeil’ o trampantojo – [aunque tu texto es escasamente barroco]…el engaño, digo, sea deliberado…sea un bien trabado laberinto del autor.

El desconcierto al que aludo es que no es un “libro de la muerte” como en la apariencia se muestra; antes bien, es un enfático libro de la vida, que se propone una lucha agonística contra la escandalosa muerte y los melancólicos sacerdotes de su idolatría.

El primer tercio del libro, de gran jovialidad y desmesura trágica, unamuniana, intensa… tenaz, en su enumeración del goce (la gran epifanía de la vida más vivida) que el autor arroja con desdén al rostro de lo finito; marcando la contradictoria grandeza humana con un arrebato de gran altura poética con ecos en la poesía latina…sonoro como una clarín en el desierto de lo real… y un punto felizmente báquica y sexuado; tiene la fuerza de los “Carmina ‘Burana”. Y la apuesta es análoga y muy alta… comamos y bebamos que mañana moriremos…

Tras el reto, el poeta se retira a su “espacio-de-la-literatura”…su castillo (allí donde jamás podrá entrar la Muerte; porque si algo no posee la muerte es el lenguaje…es muda, áfona, no puede articular el don de la palabra…a lo sumo hace pantomimas patéticas con la terrible tijera de ‘Átropos’, la menor de las Parcas…aquella que corta el hilo que alimenta Cloto y Láquesis enhebra).

La aventura del poeta es aquella tópica de la construcción de su subjetividad, amenazada por el eclipse de la muerte, construcción de su yo poético a través de las leves herramientas del lenguaje, pero que operan desde la fuerza del Deseo y del cuasi prometéico esfuerzo de acceso al ‘agalma’ socrático; que se adivina tras el goce –del lenguaje y la carne- como eje de la ‘iterabilidad’ de todo el libro.

No sobre otros materiales puede construir el hombre, cuando ha salido antropológicamente –y con enorme esfuerzo de voluntad y albedrío- a la intemperie y se manifiesta existente y ateo, con un ‘plus’ de felicidad y libertad en su canto que no habrá de olvidarse.

Esta es la inflexión desde donde se enuncia:

“Presiento que estamos enterrando
las viejas canciones de amor,
que el viento de la umbría
va deshojando nuestro libro
verso a verso
sin demorar el arribo de la muerte”

Tal es lo paradójico de la tensión de nuestro ser: podemos cantar las “viejas canciones”…ejercer la pura ‘poiesis” del amor (ninguna visión más alta)…pero siempre permaneceremos amenazados por un ominoso “viento” o por lo “umbrío” hasta ser prolijamente “deshojados” / desguazados en el instante críptico del ‘black out”.

Ese modelo ‘antihéroico’ de vivir, sin el consuelo de promesas de falsía, de beatitudes de altísimo costo eclesial, es propuesto por el poeta como una alternativa que “cura” incluso del dolor de estar vivo , siendo un ungüento de ensueños invisibles, pero maravillosamente salvífico para el náufrago (que todos naufragamos). Tal su poder…y sin tener que pagar las monedas de sangre de “juramentos apócrifos” ni la vergüenza de los “estigmas”:

“Recuerdo los gemidos del ensueño,
el ungüento invisible que nos salvó
a veces del naufragio sin juramentos apócrifos,
la infidelidad desprovista
de estigmas, las ascuas”

Y, ultrapasado el precio de los dioses, ya podrá la criatura:
“(…) vagar por paisajes inhóspitos”
pero serán paisajes otros, construcciones humanas de pura “algarabía” y existencia de “nómadas en una selva de pájaros “.

Tal es la verdadera promesa de la palabra poética, que no de la opresión de lo sagrado. Menos aún: la palabra del poeta es la palabra de la liberación en el campo carismático de lo profano del arte.
“(…) trepando la oscuridad
para ponerse a salvo de espejismos
baldíos “.

El proyecto poético de Fernando es ambicioso pero no se frustra, por la gran calidad de sus mimbres textuales y por la limpia mirada que penetra las cosas y los seres sin hesitación ni acoso; con multiplicado amor pero cierto voluntario ‘desapego’ que nunca puede confundirse ni con la ironía ni con el desdén. Entonces es cuando el libro todo entra de proa –a encallar, acaso, como es labilidad humana- en una playa última donde aguarda la muerte. Muerte si no vencida, ya domesticada y a la que le poeta sostiene la mirada –como nos pide Walter Benjamín para toda mirada humana que no sea frustración de la técnica… sino descubrimiento y sujeción del “aura” de lo existente. Y pisando seguro esa ardiente arena, Fernando dice lo que él ya sabe y con nosotros comparte:

“La muerte tiene personalidad propia
Cuando te mira a los ojos, sólo permite
que contemples impotente sus rituales

Si logras burlarla, ese instante preciso
se grabará en tu memoria para toda la vida

Incluso recordarás con ironía
que el día fue cálido y su célebre frialdad
una leyenda urbana”.

*Imagen: Portada del poemario «La muerte siempre culmina su trabajo» (2010) de Fernando Sabido Sánchez.


UN SILENCIO RADIANTE: OCHO POETAS BÚLGAROS CONTEMPORÁNEOS

Se presentó en el Ateneo de Madrid el libro:
UN SILENCIO RADIANTE:OCHO POETAS BÚLGAROS
CONTEMPORÁNEOS:

(Iván Teófilov, Hristo Fótev, Nikolái Kántchev, Binio Ivanov,
Ekaterina Yósifova, Iván Tsánev, Kíril Kadíiski, Rada Panchovska)
Edición bilingüe
Traducción de Liliana Tabákova, Rada Panchovska
y Juan Antonio Bernier
Colección Cosmopoética de Poesía Internacional
Córdoba 2010

Los poetas Ángel Guinda y Zhivka Baltadzhieva

Los poetas,

Rada Panchovska, Ángel Guinda y Zhivka Baltadzhieva

Las poetas,
Rada Panchovska y Zhivka Baltadzhieva

Los poetas,
Ángel Guinda, José Cereijo y Fernando Sabido

PUBLICADO POR FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ E

RECITAL POÉTICO LA NOCHE DE LOS SOMBREROS


LOS POETAS:
LEO ZELADA, WILLY RAMIREZ , CARMEN GARRIDO ORTIZ,

JUANA VÁZQUEZ MARÍN, FERNANDO SABIDO, RODRIGO GALARZA, LUZ MACÍAS, MARISA PEÑA, ANTONIA BOCERO, ALBERTO ROJAS, ROSA SILVERIO, SANTIAGO TENA
Y ÁNGELES FERNANGÓMEZ

ANTONIA BOCERO, FERNANDO SABIDO, JUANA VÁZQUEZ MARÍN, MARISA PEÑA Y ROSA SILVERIO

ÁNGELES FERNANGÓMEZ, JUANA VÁZQUEZ MARÍN,
FERNANDO SABIDO, ANTONIA BOCERO, MARISA PEÑA

Y ROSA SILVERIO

ÁNGELES FERNANGÓMEZ, ANTONIA BOCERO,JUANA VÁZQUEZ

MARÍN,LUZ MACÍAS, FERNANDO SABIDO, MARISA PEÑA
Y ROSA SILVERIO

FERNANDO SABIDO Y RODRIGO GALARZA

FERNANDO SABIDO Y ROSA SILVERIO

ROSA SILVERIO Y ÁNGELES FERNANGÓMEZ

MARISA PEÑA

NAJIM MOUHSIN

WILLY RAMIREZ

ROSA SILVERIO Y LUZ MACÍAS

ROSA SILVERIO Y LEO ZELADA



FERNANDO SABIDO

JUANA VÁZQUEZ MARÍN


ROSA SILVERIO Y NAJIM MOUHSIN



ROSA SILVERIO, ANTONIA BOCERO Y FERNANDO SABIDO



ROSA SILVERIO Y FERNANDO SABIDO



ROSA SILVERIO Y CARMEN GARRIDO ORTIZ


ANTONIA BOCERO Y FERNANDO SABIDO


ALBERTO ROJAS

ROSA SILVERIO Y SANTIAGO TENA


MUROS

UNA PINTADA EN EL MURO QUE CONSTRUYE ISRAEL
NOS MUESTRA A DOS NIÑOS PALESTINOS QUE SUEÑAN…

La palabra Muro se escucha con mayúscula por el que dividió a Berlín durante 28 años. Se lo llamó y llama todavía El Muro de la vergüenza, pero quedó muy atrás del que Israel construye en el territorio palestino ocupado: el alemán que erigió la ex URSS tuvo 155 kilómetros de largo, el israelí tendrá más de 700. La altura media del primero fue de 3,6 metros, la del segundo un máximo de 8 y su anchura podrá ampliarse ya que a uno y otro lado se cavan fosas de varios metros de profundidad, hay vallas electrificadas de alambre de púa, sensores térmicos, cámaras de video, torres de francotirador y carreteras para los vehículos israelíes de patrullaje, más una franja colchón de ancho variable. El 85 por ciento de este Muro se construye dentro de Cisjordania, a la que despoja del 9,5 por ciento de su territorio.


MUROS

Levantamos muros en cualquier parte
muros de piedra y cemento amasados con odio
muros supurando sangre por todas sus grietas
muros para escribir el nombre de nuestros verdugos
muros que intentan anular la mala conciencia
muros sin puertas de acceso a la imaginación

somos tan absurdos que hasta levantamos muros
para ocultar nuestros corazones fracturados



(POEMA INÉDITO)



MIS POEMAS EN LA PÁGINA DE ANDRÉS MORALES (CHILE)

CON MI AGRADECIMIENTO A ANDRÉS MORALES

POR PUBLICAR VARIOS DE MIS POEMAS

La página de Andrés Morales (1962), poeta

y académico chileno, es un blog de apuntes
abierto a todos aquellos interesados en la
literatura y, en especial, en la poesía.
Contiene poemas, artículos, notas, comentarios,
críticas, reseñas, fotografías y en general,
todos los tópicos imaginables e inimaginables
en torno a la poesía y la literatura chilena,
hispanoamericana, española
y europea de todas las épocas y estilos.

http://paginadeandresmorales.blogspot.com/2010/12/nueve-poemas-de-fernando-sabido-sanchez.html

I. SILENCIO

Presiento que estamos enterrando
las viejas canciones de amor,
que el viento de la umbría
va deshojando nuestro libro
verso a verso
sin demorar el arribo de la muerte

Recuerdo los gemidos del ensueño,
el ungüento invisible que nos salvó
a veces del naufragio sin juramentos apócrifos,
la infidelidad desprovista
de estigmas, las ascuas

Y ahora cada palabra, cada letra
vagará por paisajes inhóspitos
de algarabía,
nómadas en una selva de pájaros
que desafinan el silencio
rompiendo como olas
de lágrimas negras nuestros sueños,
tal vez crisálidas a contraluz
trepando la oscuridad
para ponerse a salvo de espejismos
baldíos

II. LA LIBERTAD

No llores cuando los malditos
Dancen sobre la tumba de tu libertad

Hazles creer que el ataúd está vacío

III. LA ETERNIDAD

Suspendidas en la duración de Zeus,
deslumbrantes estatuas entonan panegíricos
a los dioses del Olimpo
Erectas, con los ojos saturados
de belleza inacabada semejan espiras
que gritan o susurran en función
de un viento despiadado

Rebosa el tiempo y las excita
un ansia de inmortalidad

IV. EL VACÍO

En mis sueños siempre habita el vacío
que recorro en un vuelo ingrávido
por el olor a misericordia de las noches
Llego hasta el alba
y no tengo a nadie que me espere
hasta la luna se oculta para repudiarme
en un paisaje de sombras
más allá de la muerte

Cae gota a gota una lluvia
que desnuda con lamentos mi alma
y sobrevive el miedo a la inexistencia
Se tensa el vértigo y rozo con los labios
la belleza al perderse
en la luz impalpable de la negación

V. NO PUEDO PROMETERTE AMOR MIENTRAS ME DESANGRO

Sobre mi sexualidad llueve en horizontal,
es un error considerarme incompatible
con un cuerpo malgastado en el que el alma
se mantiene incólume
En el exterior la noche es hermosa,
sin embargo, aún gotea la sangre
de heridas que me ocasionó la mordedura
de la serpiente

No puedo prometerte amor mientras
me desangro, el amor heterosexual
que apeteces de un ser cuya naturaleza
es imprecisa
Intentarás entenderme y aflorarán
las mentiras, entretanto, puedo
enseñarte algunas fotografías antiguas
que no me incriminan

Quizá no sea del todo ilícito mostrar
las apariencias y regresar al prólogo
No confíes demasiado en poder revelar
los enigmas, aún eres muy joven para
encontrar respuestas a un comportamiento
que la sociedad juzgaría execrable

VI. ME AMARÁ SIN PREJUICIOS LA MUERTE

Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte

VII. INTEMPERIE

Aquel hombre virtuoso cubrió tu desnudo
colmándolo de infinitas posturas amatorias
y alumbró con colores los paisajes sepias
pintando acuarelas de imposibles crepúsculos

Hoy, sumida en la confusión, has renunciado
a abrasarte con el resplandor del sexo
y eliges recorrer descalza otros laberintos
seducida por el vértigo de la intemperie

¿Qué fue del huracán que rompió los cristales
de una piel revestida de asexualidad?

VIII. EN LA SOLEDAD DEL SEXO

En la oscuridad, sobre un lecho de abenuz
el deseo dormita a trasmano entre caricias
imaginadas, erótico trasiego y lascivia,
mientras, el alacrán del sexo despierta
evocando nocheviejas frenéticas

Entreacto, un rumor de sábanas de seda,
una antología de manuscritos rompe el maldito
silencio y cede el aliento cuando explotan
los sentidos, esquirlas, retazos de lluvia
que apaga el fuego entre psicofonías
y el grito final, preludio de una vacilante
duermevela

Son las cinco y la madrugada se ha perdido
en la clausura de la habitación, sin conversar
con nadie, sólo la ilicitud del solitario placer
apacigua mi soledad,
soledad que no alcancé siquiera a compartir

IX. GOCÉ EN LOS BRAZOS DE UNA DIOSA

Fue como un milagro,
gocé en los brazos de una diosa
rodeado de pureza, aunque odio las parábolas
Y humedecí los labios con el vino
mientras la dibujaba caricias
encendiendo los deseos

Lo juzgué una visión,
un brindis temerario al placer con disonancias
y arrodillarme ante la sed
Un hola y un adiós a su desnudo,
a un cuerpo colmado de pasión
en un paréntesis de ausencias

Volvía del sueño subyugado
con necesidad de amar para saberme hombre
cuando la diosa me imploró

Espera, no despiertes

Fernando Sabido Sánchez. Nació en Peñarroya (Córdoba), España, en 1950. Libros de poesía publicados: El paso del tiempo (2007); Las diosas esconden su sexo detrás de la luna (2009) y Vivencias, mentiras y algún matiz utópico (2010). De próxima publicación: La muerte siempre culmina su trabajo. Sus poemas han sido traducidos al inglés, catalán, italiano, rumano y portugués y están incluidos en antologías poéticas de España, Europa, EEUU e Hispanoamérica. BLOG DE POESÍA: http://fernando-sabido.blogspot.com

Publicado por Andrés Morales Milohnic el día sábado, diciembre 04, 2010


Un cuadro de mi amiga Silvina Socolovsky





I

No espero nada de ti
El deseo ha muerto entre cristales rotos
Y hay silencio en tus manos

No ocurrirá un milagro

II

Mujer, apenas me alcanza el murmullo
rabioso del pasado, la respiración asimétrica
de tus orgasmos, el relámpago verde de tus ojos

La muerte se abraza con sadismo
a una pasión en la sombra

III

De la confusión surgirán odios con fuego
que abrasarán las hojas muertas del afecto

IV

No entiendo de apariencias
estériles ni de posturas neutras
sí de almas laceradas
y corazones indefensos

A veces el destino nos libra
de la apostasía
ocultándonos en un bosque
de inanimadas agruras

V

Una mujer desconocida
Me arroja algo similar a piedras
y se oculta detrás del corazón

El suelo está húmedo cuando me arrodillo
Pero no la temo

VI

Nos refugiamos en el escepticismo al no ser
capaces de poner orden en lo cotidiano

¿Para qué nos creó a su imagen y semejanza
un Dios inexistente?

VII

Quise exiliarme del tiempo, del amor
y la ternura para curar mi inclinación
a las pasiones libertinas y se oxidaron
los sentimientos en la ausencia

Nunca lo dije a nadie, es preferible callar
porque siempre terminan ladrando los perros

VIII

Fui feliz unas horas
o quizás no tanto
Tal vez fue un instante

Y aún no lo entiendo

IX

Ante la belleza perdida entre las grietas
de los años intuyes el abismo y las ortigas
del miedo despliegan lazos negros en tu alma

¡Cuanta hermosura niegas
si te ciñes al dictamen de un espejo!

X

Deberías apagar la televisión,
me aterra el resplandor acrílico
de tus pupilas

No es mi intención protegerme
pero no deseo que vuelvan los fantasmas
en una noche preñada de posibilidades


DOS DE MIS POEMAS TRADUCIDOS AL HEBREO
POR LA POETA EDITH LOMOVASKY-GOEL

פגיעות

עלי לא להישאר אף יום נוסף בפגיעות
ואני- אפילו לא זוכר ממה נמלטתי
כאשר הסכמתי לערב את עצמי
באי הסדר הזה
או לשבת עם הקשישים
תחת השמש

אישה אחת
נעלה את דלת ביתה
מבלי להקשיב לי אפילו
ואני מרגיש מסוגל להרכיב מחדש
את חלקי הפאזל הבלויים.

FRAGILIDAD

No debo permanecer un día más en la fragilidad
y ni siquiera recuerdo de qué huía
cuando acepté implicarme en este desorden
o sentarme a tomar el sol con los ancianos

Una mujer me cerró la puerta de su casa
sin querer escucharme
y me siento capaz de recomponer en otro lugar
las piezas desgastadas del rompecabezas

חומות

אנחנו מקימים חומות בכל מקום
חומות מאבן ומלט, אשר לשנו בשנאה 
חומות המדממות מבעד כל חריץ
חומות בהן נרשום את שמות התליינים שלנו
חומות המנסות להשתיק את מצפונינו
חומות ללא דלתות כניסה לדמיון

אנחנו כה עילגים עד כדי הקמת חומה
להחביא את ליבינו הקרועים

MUROS

Levantamos muros en cualquier parte
muros de piedra y cemento amasados con odio
muros supurando sangre por todas sus grietas
muros para escribir el nombre de nuestros verdugos
muros que intentan anular la mala conciencia
muros sin puertas de acceso a la imaginación

somos tan absurdos que hasta levantamos muros
para ocultar nuestros corazones fracturados

EDITH LOMOVASKY-GOEL

http://centrodetraduccionliterariarecipr.blogspot.com/2010/12/poemarios-de-edith-lomovasky-goel.html


Pintura de René Magritte

I

Todos los días la misma rutina
Sentarme a escribir sin caligrafías
Intentando contar historias ajenas
Mientras un microclima extraño
Mantiene mi vida a bajo cero

Es posible que mañana decida llamarte
Y te proponga tomar un café

II

Contaminación significa Apocalipsis
Catástrofe climática
Mas en Kioto y Copenhague
No invitaron a Murakami
Ni a Mishima

La lluvia ácida cae sobre los icebergs
Sofocándolos
Y se precipitan al océano
Buscando refugio en sus playas

III

Amar, tu olvido congela la memoria
Amar, mi herida supura vacíos
Amar, tenerte y no tener nada

Amor, te lo llamaré siempre

IV

Concluyen los tiempos
De agitar banderas

La nostalgia destila ironía
Y las mentiras esparcen cadáveres
En un funeral globalizado

V

Salve mi amada Laura
Limpia de corazón
Del que emana
Una moralidad ambigua
Circunscrita
A un firme objetivo

Tu sexo tamizado en acíbar
Evapora fragancias
Desde tiempos pretéritos
Aritméticamente irrecuperables

Ora pro nobis

VI

Quien se arropa con una sola bandera
pierde sonidos del mundo, aromas, colores
Su calor ficticio te transforma
en un adicto a la individualidad

Los nacionalismos se curan entre
seres humanos disímiles,
en la confusión de razas y lenguas

VII

Fuego en las lenguas
Y en el vientre escarcha
Los sexos amputados requieren

Orgasmos fingidos

VIII

La Tierra es cada día más un laberinto
Sin puertas de emergencia
Y nos ciegan las salidas
Con una emboscada de telarañas

Que no nos confundan, Kioto o Copenhague
Sólo son paréntesis en la desesperanza
Un intento de convencer a las arañas
Para que no nos devoren aún

IX

Colgaban de sus ojos las miradas extinguidas
y vegetaba resignado en su indolencia
sin que le importaran los días venideros

Un viernes le habló una mujer
de las que sólo aman por las noches
con palabras vírgenes

Y le sobrevino el pánico

X

El Dictador
Toma el poder
Desplegando
Banderas

Y plegando
Intelectuales


Pintura de Fernando Botero

I

El amor no muere sólo cambia de lugar
y he aprendido sin esfuerzo el oficio
de encender hogueras y quemarlo
antes de dejar abandonadas sus cenizas

En la huída voy llenando el mundo de tristeza
sumando corazones rotos colgados de las perchas
y cierro el armario que me entregó la luna
olvidándolo en una vida aparentemente seductora

II

Te has desnudado y el deseo
no penetra en mi cuerpo
cerrándome todos los caminos
que bajan a tu vientre
cuando intuyo que ha llegado
el momento del suicidio

Perdí la voz
en el grito desesperado del aquelarre
negándole otras horas
a la bóveda de cristal de mi reloj
y te rechazo después de suplicarte
que me ames a escondidas

III

No hay nadie que te ofrezca amistad duradera
resuelta a vivir bajo la superficie turquesa del cristal
alimentándote de los pétalos salvajes del pan ácimo

Ha llegado la hora y sacudes tus manos temblorosas
arañando al sollozo más allá del sollozo
y expulsas al respirar el aire helado de tu corazón

IV

Ha llegado la hora
de destruir todos los relojes
y crear el mundo de nuevo
incluso sin usar el sol

Habrá que reinventar la electricidad
para saber que hemos agotado
los recursos naturales
e incluso de las tormentas caerán
rayos helados
que nos impedirán imaginar el fuego

Estamos desnudos y los últimos pájaros
arrojan pétalos negros
en el seco lecho del Amazonas

V

No entiendo tu desprecio
ni que me prohíbas penetrar
en tu letargo
o que puedas sentir las voces
de un peligro imaginario
en las noches infinitas del presente

Me siento confundido por tus dudas
de que te parezca natural
ir llenando los vacíos del amor
que se evapora
los recuerdos y la pasión
de un ayer aún reciente
por un odio tan inexplicable
como absurdo

Cuando mis palabras se inflaman
con las llamas de tu apatía
la impotencia es una piedra que golpea
hasta hacer que brote la sangre
en mis sentidos
y la soledad
en forma de agitado mar
me ahoga sin remedio

VI

Herido por el amor
que me vendiste realquilado
subo los peldaños
de las alucinaciones
con la desgana marcada a fuego
en el azul ultramar de la noche

A la luz adormecida
de un cine que me evade
del trastorno
la pasión se escapa
junto a la vanidad
hasta el lugar
en el que sepultas tus cadáveres

Tu silueta desde hoy
se niega a compartir
mi sombra
y te imagino en este instante
aferrada a un vaso de ginebra
en la terraza de un hotel de tránsito

Espera
no lo hagas
deseo formularte una pregunta
¿Te apetece pactar con el olvido?

Puedes volver
a compartir mis quimeras
si te miras curiosa
en el espejo ficticio que seduce tu vacío
muralla que se derrumba
con la incertidumbre de tus ansias



POSFACIO A ALLEN GINSBERG

Por la acera de la avenida Lower
East Side de Manhattan,
un tipo calvo de aspecto bonachón
camina con un libro
de Jack Kerouac bajo el brazo
Al pasar junto al puesto
de periódicos se detiene a ojear
el Times buscando el titular
de su último poema:
“Lista de deseos de una nueva
democracia para el presidente
Clinton, Casa Blanca”

Como todos los días se despertó
al amanecer y escribió
unos poemas pensando
que Norteamérica es un gran país
lleno de vaqueros, indios, judíos,
negros y norteamericanos

Antes de volver a su apartamento,
pasa por la oficina postal y recoge
un montón de cartas,
todas enviadas
por incondicionales fans
a un tal Allen Ginsberg, fundador
de la Beat Generation

(Inédito)

POEMA A JACK KEROUAC

Un día estarás muerto
Jack y te habrán perdonado
todas las cagadas,
llorarán al buen poeta
que permaneció adormecido
o enquistado en sus miserias,
ignorarán tu rechazo
a los valores estadounidenses
o que serviste de catalizador
para la liberación de mujeres,
negros y homosexuales

En el camino, en tu recorrido
por el infinito seguro
te encuentras con Burroughs,
Ginsberg y Cassady
para disfrutar juntos
la enésima sesión de jazz

(Del poemario: Vivencias, mentiras y
algún matiz utópico)

ESTE POEMA ES UN TRIBUTO A LA OBRA
DE CHARLES BUKOWSKI “FACTOTUM”

FACTOTUM

Acodado en la barra
de un garito en el Greenwich Village
Henry Chinaski pide al barman
el enésimo vaso de sexo con hielo
mientras pronuncia
unas frases ininteligibles
dirigiéndose a unos tipos
tan jodidamente ebrios
como él

-Hoy me han despedido
de un sórdido empleo
y sin ningún sentido
en el Times
pero soy el mejor apostador
de carreras de caballos
de América
y el único escritor
que provee a la gente
de las mentiras que necesitan
para seguir existiendo

Sobre el escenario
una striper se contonea
a sabiendas
de que puede enloquecer
a cualquier hombre

(Del poemario: Las diosas esconden
su sexo detrás de la luna)