Skip navigation

Category Archives: obispos




La portada de este disco de John Lennon & Yoko Ono fue censurada

CENSURA EN TV

Empiezo por decir que no tengo TV y que me importa
un pimiento que desde esta semana hayan prohibido en
dicho artefacto en abierto el porno, el sexo explícito o
violento, es igual, eso sí, quedan excluídos del invento
los canales de pago, debe ser que pagando no es pecado…

¿Qué ven de malo nuestros politicos en el sexo?, sí,
vuelven los rombos famosos de mi infancia y se convierten
en censores-tutores-directores espirituales de los niños y
de paso de los adultos

La tele-basura no es mala y tampoco el diario espectáculo
de los sinvergüenzas entrando en los juzgados a decenas
por haber robado nuestro dinero y mejor no sigo…

LA MORAL

La moral invade con sus normas
las habitaciones cerradas del deseo
código claroscuro de la ilegalidad
desnudando al sexo de protagonismo

El talismán de la libertad
se rebela contra la conciencia
de los legisladores en la complicidad
de la seducción
y la realidad nos anima a fingir
la superación de los traumas
que encadenan al comportamiento

La silla vacía en el escenario de la luz
se contrapone al gentío desbordante
de la sombra
y el dedo acusatorio de los jueces
provoca el aplauso de los represores

En la profunda noche de la soledad
el reprimido juega al ajedrez con el pecado

Anuncios

MISILES



24

El que no piense como yo
estará en posesión de la Verdad

Escribió en un rapto de infalibilidad
aquel Papa

25

Un hombre fatalmente oprimido
Esperó en vano, toda una vida sentado
Que otros le hicieran su revolución

26

El Dictador firmaba las sentencias de muerte
Con el brazo incorrupto de los Obispos

27

Hay gente con muy mala suerte
Un millonario entró en política
Y acabó en la indigencia

28

Unos jueces son de derechas,
les llaman conservadores
Otros de izquierda,
les etiquetan de progresistas

¿Quién imparte la Justicia
desde el centro?


Pintura de mi amigo JOSEP FRANCÉS
Finalista del”Art Prize International Laguna ,de VENECIA 2010″
BLOG:http://josep-virtuality.blogspot.com//

LXXX

SERÁS SÓLO MUJER

Te vi nacer entre las yerbas del fuego
manchada de ceniza
y un viento voraz quemaba al frío
mientras tratabas de explicarte

Volvías de otro invierno
ajena a la tristeza
con la arrogante desmesura de tu edad
en pos del agua virgen
y gimiendo claroscuros
con el hisopo de las rosas

Si me amas vivirán los pecados
Imposibles y el tiempo
no acelerará mi pulso
porque serás sólo mujer
que ya es bastante

LXXXI

CREENCIAS

No concibo que crean en los dioses
y se postren ante unos atributos inventados
aunque no inflijan daño a nadie

Sólo a sí mismos

LXXXII

INEXISTENCIA

Cuando ensombrezca mi jardín
una nube de pájaros
no abandonaré mis quehaceres
provincianos

Nadie me ofrecerá solidaridad
en una tórrida tarde de agosto
y hasta es posible que me plantee seriamente
la inexistencia

LXXXIII

ARTIMAÑAS

Poseía una voz estridente
y una risa nerviosa que la hacían
insoportable
Hasta sentía vergüenza
de que me vieran con ella
No me importó declararle amor eterno
o llamarla preciosa en privado
si a cambio conseguía follármela

Estas artimañas las repetí
con otras mujeres
siempre que se presentó la ocasión
He sido un gran hijo de puta
Lo reconozco

LXXXIV

MARLENE DIETRICH

Se consagró en un cine primitivo, mudo
y nos deslumbró tan bella como la muerte
en El Ángel Azul
Viajó hasta las nieves perpetuas en el Expreso
de Shangai con Von Sternberg y en Testigo
de Cargo, sus besos nacían de labios tallados
en hielo
Fue musa de Willy Wilder y Orson Welles
la encumbró a los altares del celuloide
con Sed de Mal
Nos queda de ella la inmortalidad escrita
con la sangre añil de su estirpe en los arcanos
del Séptimo Arte

María Magdalena von Losh Dietrich
Marlene, la que fue diosa, única

LXXXV

ESCONDÍ LAS VIEJAS MUÑECAS DE TRAPO
EN EL DESVÁN DEL TIEMPO

Me niego a mostrar al mundo la asexualidad
de un cuerpo que envejece interiorizando culpas
que no le corresponden, como si no hubiera
ocurrido y la vida fuera un sarcasmo de mal gusto

Escondí las viejas muñecas de trapo en el desván
del tiempo, al socaire de los jazmines
y del olor de una infancia que aún me arrulla,
del afecto de las manos deshojadas de mi madre
cuando enjugaban mis lágrimas impares

Ha cerrado el último bar de la noche y dejo
de venderme, de poner precio a las mentiras,
condenado a ser un guiñol al que fatalmente
la certera guadaña de la muerte segará los hilos

LXXXVI

SCHOPENHAUER

El arte se incardina en la idea hinduista del mundo,
mera representación basada en imágenes platónicas,
caverna de sombras y fantasías inconcretas
que con frecuencia se resiste a los creadores

Únicamente los elegidos son capaces de plasmar
su sabiduría en un libro, en un lienzo, en el amor
A la mayoría silenciosa, la insatisfacción natural
de la voluntad creativa nos sumerge en un profundo
pesimismo, en el dolor, en la filosofía atormentada
de Schopenhauer

LXXXVII

EL MILAGRO

El infinito te espera en la carne refulgente
de las crisálidas, en gotas y gotas de desavenencia
que te vedaron la ternura y humedecieron
con tenacidad los oscuros latidos del desamparo
Tu existencia es sólo la espera de un milagro
o del penúltimo quiebro a lo irremediable,
de una Patria, de poder teñir de sutileza
el luto de todas las lágrimas

Casi no te conozco y anhelo sumergirme
en tus raíces, entre los sueños y la luz que te marginan
Aún perteneces al mundo
y el mundo está en deuda contigo

LXXXVIII

EXPOSICIONES ANTOLÓGICAS

En días de ocio, Madrid se colma de largas colas
de ciudadanos que soportan con estoicismo
las inclemencias del sol, la lluvia o el frío

Están contagiados por el virus de las exposiciones antológicas
Van a lo seguro, los artistas contemporáneos aguardan
la muerte para alcanzar el reconocimiento

LXXXIX

BUFONES

Cada colectividad engendra
sus bufones
y en los días estériles los inventa
mirándose el rostro en el cristal
de los espejos

Vuelvo hacia ellos mis ojos
y la luz mancha de sombras inocentes
el rudimento de una danza
que nunca pisará los escenarios

XC

REALIDAD

Te diría, por ti lo dejaré todo

Y aunque no me creas
no poseo absolutamente nada
a lo que renunciar


LEER MIS POEMARIOS GRATIS EN FORMATO VIRTUAL

http://fernando-sabido.blogspot.com

I

He vuelto por unas horas
a la que jamás fue mi niñez
a los años en que se ausentaban los pájaros
en el cielo nublado de todas las mañanas
sin encontrar el lugar secreto
en el que nos escondían los juguetes

Un día dos niños se besaron
ignorando por qué el instinto
les empujó a ocultarse
en el nido abandonado de los gorriones

II

Miro la hora escrita en el sexo
de la noche
y aún es el día de ayer
que se muestra inoportuno
manchando a destiempo
la infidelidad de las caricias

Mañana se borrarán las cicatrices
traicionando
las promesas imprudentes de la cita
o la ilegal presunción de la inocencia

III

He tenido que aprender más de un oficio
para rebasar ciertos límites
y no cimentar mi vida en un invernadero

Entro sin llamar
a las casas sin puerta de los peregrinos
y me siento en el suelo a compartir palabras
sin aceptar las sugerentes ofertas
de los mercaderes

Es difícil imaginarlo a la vez que rechazo
los esporádicos ataques de la melancolía

IV

No debes ahora recordar
el pasado que compartimos
a destiempo

Has conocido a otro hombre
y me dices te posee
una pasión insólita
que no te reconoces

Escúchame
no puedes apagar el sol

Además es mediodía

V

Al oscurecer
se pierde estérilmente
la belleza de todos los paisajes
porque nadie sabe retenerla
entre sus manos

Solo la sensibilidad
de ciertos ojos fotografía
con sales de cinc en la memoria
los rescoldos

VI

Han sembrado mi entorno de embustes
que me impiden oír
el murmullo de las oraciones
y escondo la locura
no mirando a los ojos del prójimo

Encontrar un sitio a mi gusto
sin traspasar la línea
tras la que sobreviven los doblegados
es la última oportunidad

VII

Éste no es nuestro sitio
ni aunque hagamos cola
nos dejarán
mudarnos de los suburbios

Aquí tienen ellos
sus ministerios y los museos
al lado del palacio
del señor obispo

VIII

No buscas la realidad en los ojos de nadie
ni frecuentas para conversar a los viejos conocidos

Has comprado racimos inmaduros para calmar el ansia
escuchando en los labios del lienzo canciones inéditas
y nunca serás feliz sin poner un nombre
a lugares cercanos que has decidido no visitar

Sobre un fondo de rojas arenas movedizas
quieres levantar los cimientos del suicidio

IX

Cuando se ganó a pulso la inmortalidad
el océano le ofreció una botella vacía
arrojándolo ebrio a una isla deshabitada
en la que conoció la maldición bíblica

Buscó caminos que giraban a la izquierda
suplicando de la eternidad el indulto
o al menos la resurrección
moldeada en el barro que supura la muerte

X

Has cerrado tus ojos y apretado los labios
y te ovillas como una niña recién alumbrada
aunque tu rostro apesta a tristeza

Puedo arrancar de tu pecho el hierro negro
hacer que tu cuerpo no muera
pero no es fácil sanar un corazón mordido

¿Sabes?
Muerden los que hieren la amistad
y se llevan las palabras sin pagarlas

XI

Entre sedas ocultan
los despojos de los ídolos
del lascivo acoso
de las ancianas sacerdotisas

Porque murmuran
la cicatriz húmeda de tu virginidad
peinas de negro el corazón encendido
de tu frente
dime muchacha si tu vida
es de espinas o caricias

Sobrevives para dar
un nuevo nombre a la farsa
y odias
que te juzguen cuando estás soñando

XII

Dos amantes desean amarrarse al tiempo
implorando una ráfaga de pasión renovada
que permita desterrar los monólogos
y emprender el regreso hacia la tierra prometida

En la última noche del sur estalló el relámpago
que tizna al cansancio de olor a quemado
inoculando en los cómplices la decepción


 

FAUNA SOCIAL

En nuestra sociedad conviven infinitas especies
de buscadores de talentos, managers, editores,
galeristas, leguleyos, banqueros, accionistas,
usureros, brokers, abogados del diablo, críticos,
magos del ladrillo, rentistas, coleccionistas,
traficantes, asesores, expertos en algo, obispos,
políticos, jueces estrella, especuladores, dioses,
bufones y más y más críticos


Entre ellos malviven algunas especies de artistas,
pero son sólo una anécdota entre tanto genio

 

http://fernando-sabido.blogspot.com