Salte la navegación

Category Archives: guerra


Pintura de Jorge Berlato

I

En este delirio predominan las apariencias
la ficción de ascender en el escalafón
y un convenio de boda escrito en hebreo
que te pagarán con monedas acuñadas en hielo

Observo el trayecto imaginario de la aguja
que enhebra hilo virgen en tu traje de novia

II

A veces me despierto angustiado
con el temor de que el sol no aparezca
y la noche perpetua me devuelva
al origen del universo
cuando según nos han enseñado
no existía el ser humano

Sólo me consuela pensar
que aún no se habrían inventado
las armas ni las guerras

III

Quiero resucitar tu desnudo prenatal
en la espuma de un mar extraño
abrazado a las mareas para no lastimarte

Y las olas me niegan el pasado
borrando tus pisadas de todas las orillas

IV

No te he visto tan feliz desde ese día
en el que el vino quiso encenderte las mejillas
y acudías impaciente
a nuestro primer encuentro con el sexo
silbando con tus labios la canción del aire

Pudo la prisa del tiempo envejecerte
escondiendo los años
hasta volver a encontrar en el ocaso
la inocente fragilidad de aquel instante

V

Busco en tus palabras volver al silencio
para subir el último tramo de escalera
envejecer sin prisas
descosiendo de las horas circulares el agobio

Y alejar las voces del suicidio
que alimentan en los sueños mi pesadumbre

VI

No olvides que surgirán las preguntas
golpeando cada día en tus sentidos
te plantearás mil veces desandar los recuerdos
ausentarte del reciente pasado
o renegar de nuestra relación

La memoria es a veces un espejo inclemente
que se jacta en mostrarte como eres

Y sabrás que ya no hay nadie que te entiende

VII

Te desnudaste del vestido de fiesta
suplicando a la lluvia que mojara tu cuerpo
sin hurtar a las nubes el color de ceniza
que pintaba de gris aquel pantano de cieno

Y decidiste borrar de la piel de tu sexo
el detestable tatuaje con mi nombre

VIII

Para amarnos no nos importó
lastimar a otros o soportar
el ladrido obstinado de los perros
abandonando sobre la hierba
los remordimientos

Y acabamos devorándonos mutuamente
cuando apenas habíamos agotado
nuestra primera estación

IX

No debo permanecer un día más en la fragilidad
y ni siquiera recuerdo de qué huía
cuando acepté implicarme en este desorden
o sentarme a tomar el sol con los ancianos

Una mujer me cerró la puerta de su casa
sin querer escucharme
y me siento capaz de recomponer en otro lugar
las piezas desgastadas del rompecabezas

X

Al oscurecer
se pierde estérilmente
la belleza de todos los paisajes
porque nadie sabe retenerla
entre sus manos

Sólo la sensibilidad
de ciertos ojos fotografía
con sales de cinc en la memoria
los rescoldos


Arte Conceptual. Pintura de Nyein Chan Su

1

No llores cuando los malditos
Dancen sobre la tumba de tu libertad

Hazles creer que el ataúd está vacío

2

La pederastia practicada
por un sacerdote
no la considera su religión
un gravísimo pecado

Les ampara un inmemorial
derecho de pernada

3

Miles de cubanos
venezolanos o ecuatorianos
preferirían comer
todos los días
y que no les hablaran
persistentemente
de las perversiones
del capitalismo

4

Los subsaharianos
pueden visitar España
en calidad de turistas

Siempre que vengan
en patera

5

Ante la Asamblea General
de la ONU
aquel Presidente pronunció
un trascendental discurso

Reconoció el derecho
de los parias de la tierra
a circular libremente
por el Tercer Mundo

6

Dicen que cada vez se lee
menos poesía

Tienen razón
para qué mierda necesita
una sociedad tan individualista
a los poetas

7

Cumplí con eficacia
Todos los objetivos
Planté muchos árboles
Escribí varios libros
Tuve hijos
Me queda cavar la tumba

Con una será suficiente

8

Al inmigrante clandestino
le leen sus derechos
los policías que le detienen
periódicamente
por indocumentado

9

No concibo que crean en los dioses
y se postren ante unos atributos inventados
aunque no inflijan daño a nadie

Sólo a sí mismos

10

El coronel mete el dedo en las llagas
del pueblo invocando causa justa
y oculta la inmediación a ancestrales
derechos de sectas, familias y camarillas
A preguntas de los periodistas niega
representar a las derechas o a las izquierdas,
él es estrictamente un dictador

11

La razón humana es impenetrable,
miles de ciudadanos se lanzan a la calle
jubilosos, desertan de las sombras para vociferar
acusaciones, heridas confusas
Sus alaridos revientan los tímpanos
al tiempo, lamen el ego del tirano
que esconde su obscenidad maquillándola
con estigmas de revolución

12

El ser se quebranta, el cobarde es dócil,
la Patria se yergue sobre perfiles
invertebrados, vertederos de palabras
prohibidas y libros de poemas inútiles

La milicia modula a su antojo las débiles
conciencias que gimen orgasmos ajenos,
es la erótica del poder absoluto, el éxtasis
precursor del sometimiento

13

El sufrido votante
Afronta el debate electoral
Con sentimientos contrapuestos
Hoy televisan las mentiras
En riguroso diferido

14

El informe de la autopsia
Aporta datos concluyentes
El indigente cayó fulminado
Por letal sobredosis de hambre

15

Las secuelas del incremento del paro
Comienzan a ser alarmantes
Los Bancos Centrales
Han resuelto prorratear los impagados
Entre la población activa

16

Para superar el síndrome
De abstinencia
Aquel millonario arruinado
Por el desplome del IBEX 35
Se engañaba a sí mismo
Jugando a la ruleta rusa

17

En Honduras han liquidado la democracia
Con nocturnidad. premeditación y alevosía
Ante la estúpida pasividad
De la comunidad internacional
Los generales de Ecuador, Bolivia
Y Venezuela, entre otros
Toman apuntes

18

Hipotecarse perjudica gravemente su salud
Y la de los que están a su alrededor

19

Firmar un crédito reduce nuestro flujo monetario
Y provoca impotencia

20

En la puerta del Banco
Han colgado un cartel en el que reza:
PROHIBIDA LA ENTRADA

La crisis es más profunda
De lo que nos cuentan

21

El Dictador
Tomó el poder
Desplegando
Banderas

Y plegando
Intelectuales

22

El Coronel golpista
Emuló a su homónimo
Fronterizo

En soflamas
Paranoia
Y perpetuidad

23

La Camarilla transita excesos
Y vicios apócrifos
Cada noche

Amanece
Vomitando represión
Con nombres y apellidos

24

El que no piense como yo
estará en posesión de la verdad

Escribió en un rapto de infalibilidad
aquel Papa


Pintura de Antonio Saura


I


MI NIÑEZ

He vuelto por unas horas
a la que jamás fue mi niñez
a los años en que se ausentaban los pájaros
en el cielo nublado de todas las mañanas
sin encontrar el lugar secreto
en el que nos escondían los juguetes

Un día dos niños se besaron
ignorando por qué el instinto
les empujó a ocultarse
en el nido abandonado de los gorriones

II

EL PERDÓN

No vienen a auxiliarte cuando sales del mar
los que saben del naufragio màs amargo
y miras hacia el único punto del horizonte
que procura un rostro concreto a tu realidad

No se acerca a gritarte ni a malgastar sermones
acude con las manos llenas de un amor antiguo
en el que ha prescindido de todas las vergüenzas

III

NUNCA SABRÁS DEL PÁNICO DE UN VERSO

Sin ti puedo enterrar mi alma
entre poemas que sangran utopías
y esperar que todas las palabras que no has dicho
respiren en mis libros sin preguntas

Nunca sabrás del pánico de un verso
cuando lo roza el silencio
con labios que vuelven de vacío
sin excitar las manos del poeta

IV

EL MIEDO

Quiso quedarse a solas con sus miedos
exclaustrado de la realidad
y como era un hombre
la sociedad le afeó la conducta

¿Qué hará desde ahora con las lágrimas?

Es posible que finja
la euforia pasajera de los héroes
consciente de que su propia vida
ha concluído

V

ES POSIBLE LA PAZ

Inician el vuelo
con los brazos extendidos
como alas abiertas
y el viento disipa el humo
que viola la luz
mancillándola

Intercambian abrazos
que asfixian el odio
y es posible en el mar
pájaros posados
en un césped de espuma
tejiendo las mortajas
de la última guerra

VI

NAUFRAGIO

Ambos sabemos que nos separa
la distancia inaccesible de un naufragio
o las imaginarias coordenadas que trazamos
sobre la incierta superficie del mar

Me reconozco en la impaciencia
de todos los amantes
pero a la vez
en la imposible concreción de un nuevo abrazo
que plagie la aparente felicidad de los enamorados

Y reniego de la inútil vocación del solitario

VII

PAISAJES

Al oscurecer
se pierde estérilmente
la belleza de todos los paisajes
porque nadie sabe retenerla
entre sus manos

Sólo la sensibilidad de ciertos ojos
fotografía con sales de cinc en la memoria
los rescoldos


MISILES



24

El que no piense como yo
estará en posesión de la Verdad

Escribió en un rapto de infalibilidad
aquel Papa

25

Un hombre fatalmente oprimido
Esperó en vano, toda una vida sentado
Que otros le hicieran su revolución

26

El Dictador firmaba las sentencias de muerte
Con el brazo incorrupto de los Obispos

27

Hay gente con muy mala suerte
Un millonario entró en política
Y acabó en la indigencia

28

Unos jueces son de derechas,
les llaman conservadores
Otros de izquierda,
les etiquetan de progresistas

¿Quién imparte la Justicia
desde el centro?



MISILES

1

Al inmigrante clandestino
le leen sus derechos
los policías que le detienen
periódicamente
por indocumentado

2

La pederastia practicada
por un sacerdote
no la considera su religión
un gravísimo pecado

Les ampara un inmemorial
derecho de pernada

3

Miles de cubanos
venezolanos o ecuatorianos
preferirían comer
todos los días
y que no les hablaran
persistentemente
de las perversiones
del capitalismo

4

Los subsaharianos
pueden visitar España
en calidad de turistas

Siempre que vengan
en patera

5

Ante la Asamblea General
de la ONU
aquel Presidente pronunció
un trascendental discurso

Reconoció el derecho
de los parias de la tierra
a circular libremente
por el Tercer Mundo

6

Dicen que cada vez se lee
menos poesía

Tienen razón
para qué mierda necesita
una sociedad tan individualista
a los poetas


Pintura Muerte y Vida de Gustav Klimt

I

La soledad no le pidió permiso, se alojó
clandestinamente en las grietas de la vejez
y en el corazón calcificado el día en que apenas
existía ya en sí mismo

Algunos blues y otros pertrechos para una eternidad
bajo tres palmos de tierra no ahuyentaron el olor
de la ambrosía, había perdido toda su fe en lograr
acercarse a las hogueras y en perdurar

Esa misma noche, el anciano preparó las maletas
por si acaso

II

Vendrá la muerte a confundirnos con otros
no seres angustiados por las noches frías
del delirio y nos vestirán con sudarios de olas
trasparentes para ubicarnos en los vértices
de un quimérico tablero de ajedrez

Vacío de amor y tiempo el corazón maldecirá
la ausencia del afecto y la anfibología del sexo
nos hará impotentes a la excitación
peregrinando la eternidad por un abrupto
letargo de fruiciones disonantes y abstractas

III

Presiento que enterramos las viejas
canciones de amor, que el viento de la umbría
deshoja nuestro libro verso a verso
sin demorar el arribo de la muerte

Recuerdo los placeres del ensueño,
el ungüento invisible que nos salvó a veces
del naufragio sin juramentos apócrifos,
la infidelidad desprovista de estigmas,
las ascuas

Ahora, cada palabra, cada letra, vagará
por un paisaje inhóspito de algarabía,
nómadas en una selva de pájaros
que desafinan el silencio rompiendo olas
de lágrimas negras, tal vez crisálidas
a contraluz trepando la oscuridad
para ponerse a salvo de un espejismo
inútil

IV

Permanezco en silencio esperando nada
No es un poema sobre la muerte
Tampoco de erotismo
El narcisismo nunca me trasmite euforia

Mi ironía es el decorado para una película
Una maqueta
La sala de cine está vacía
Otro día que pasaré inadvertido

V

Desprovisto del erotismo
en el declive grisáceo de su existencia
un náufrago,
acróbata en ansiedades aunque proscrito
tramita posibilidades, súbitos relámpagos
supervivencias

Contumaz con su destino
comparece al regreso de la clandestinidad

Es la penúltima soflama
e injuria la obsesiva dependencia
del sexo

VI

Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte


ABLACIÓN

Se consuma el crimen, la mordaza ciñe
la amputada carne impúber del pretérito,
el placer proscrito y extirpado en ceremonias
salvajes e inhumanas que imponen un letal
claroscuro a la sexualidad

El disfrute se anestesia en la ceguedad
de la herrumbre, el derecho al goce se transforma
en nieve sobre los páramos del sexo, brocal
inútil que enluta la voluntad sordomuda

Tras la mirada perdida, pentagrama de tristeza
sin dicción, sólo un soplo de belleza gris
En aquel corazón arrojado al abismo perdurará
la malherida caligrafía de una mujer


REGRESO DE LA VIDA

Vuelvo sobre mis pasos equivocados
sin que importe que la tierra aún esté caliente
y reavive las heridas
Dejaré por el camino las asimetrías del amor,
las ciudades que jamás ofrecerán sus brazos a nadie
y los relojes de silencios y de sombras

Espérame en cualquier parte porque todos los otoños
son fríos, un destierro de pisadas sin sobresaltos
sobre los cuerpos gélidos

Vistiendo de luto la mirada
hacia ti me dirijo

De mi poemario: Deja que la muerte concluya su trabajo

http://fernando-sabido.blogspot.com


Al acercarme,
lo que de lejos juzgué
como mujer sensible y atemporal
resultó ser piedra amorfa,
inerte,
varada en un paraje imaginario
y sitiada de cactus,
entre montañas con eco
y nieves

Traté de descubrir el maquillaje,
un alma,
las preguntas pactadas
que impregnaran de razón
mi subconsciente
y el amor se tornó incoloro
trenzado con hilos de pasión
en blanco y negro,
ebrio de desafectos,
de aspiración inútil

Volvía del árido paisaje
cuando rozó mi piel
una emoción extraña,
tal vez la náusea

(De mi libro: Vivencias, mentiras

y algún matiz utópico)

LEER MIS LIBROS GRATIS EN FORMATO VIRTUAL

http://fernando-sabido.blogspot.com


I

LA LIBERTAD

No llores cuando los malditos
Dancen sobre la tumba de tu libertad

Hazles creer que el ataúd está vacío

II

CREENCIAS

No concibo que crean en los dioses
y se postren ante unos atributos inventados,
aunque no inflijan daño a nadie

Sólo a sí mismos

III

HIPOCRESÍA

Se generaliza la hipocresía
La madre de todas las guerras asesina
a sus hijos como una vieja puta y el amor
es la turbación que nos excita visionando
añejas películas en technicolor

Hasta la felicidad se vende cada noche
impregnada en unas rayas de cocaína

IV

LA CONCIENCIA

Me educaron para mirarme
la conciencia en los espejos

Y en estas latitudes de mi vida
busco por las atracciones de feria
sólo espejos cóncavos o convexos

V

LA INVENCIÓN DEL APOCALIPSIS
ES EL CHANTAJE MÁS REFINADO
PERPETRADO CONTRA LA HUMANIDAD

Espero ante un mar enfurecido el pálpito
de los descontentos
y la revolución que los excite

Los dioses nos parieron vulnerables
ante el Apocalipsis
Entretanto, las campanas de las iglesias
tocan a difuntos y los sumos sacerdotes
bendicen desde los púlpitos
nuestro linaje conformista

VI

LA ETERNIDAD

Suspendidas en la duración de Zeus,
deslumbrantes estatuas entonan panegíricos
a los dioses del Olimpo
Erectas, con los ojos saturados
de belleza inacabada semejan espíreas
que gritan o susurran en función
de un viento despiadado

Rebosa el tiempo y las excita
un ansia de inmortalidad

VII

EUTANASIA

…Pero de tanto pensar y recordar
el viejo cae aturdido. Y se duerme
apoyado en la mesa del café.

Constantinos Cavafis

Proclaman los hombres desde la cumbre
de su madurez que el célebre milagro de la vida
es una suma de contingencias, con los años
se han convertido en unos seres obstinados
tejidos con hilos de tiempo desiguales
y absolutamente asimétricos

Por lo que a mi me atañe, el postrer
empeño será despertarme día a día
e ir declinando en lo físico con la memoria
casi intacta,
anhelo impedir que unos psicópatas
ultra católicos se apropien de mis despojos
e inciten a los médicos a conectar cien cables
a un cuerpo clínicamente desahuciado,
que no se aprecie con certeza
si sobre el lecho de mi agonía
late el corazón de un hombre o de una máquina

A veces sueño que un anciano enfermo
y exhausto, en la plenitud de la consciencia,
dispone su muerte y se adentra paso a paso
en algún mar desconocido con la mirada fija
en la línea inaccesible del horizonte

 

.

ENLACE: VER MIS LIBROS POEMAS


I
 
Es absurdo hacer preguntas
cuando nadie se considera culpable
sabiendo del clandestino inmigrante
que burla la muerte
fraguado en el cemento gris
de la patera

Mientras callamos
las miradas se desvían del infame
naufragio
y la noche oscurece la memoria
de los cementerios marinos
ignorando al sobreviviente
que se inscribe en un vejatorio desafío
para vencer a la miseria

Engañamos al oído
que desprecia los gritos encadenados
de la desesperación
ahogando los murmullos congelados
en el iceberg racista de la sangre
y transitamos confundidos las horas
del miedo abrazados a la vergüenza
que nos es ajena

Mientras en las catacumbas de la justicia
de muerte se condena a los cadáveres



II

La noche llega despacio a la hora
en que se sientan a la mesa vacía
los nuevos inquilinos de los suburbios
con la muerte comprada a plazos
en la perversa realidad que ha roto
el sueño de la tierra prometida

Mueve el viento las cortinas
que nunca han existido en esta casa

Fue inútil el viaje a través
de algún desierto o resistir
la embestida de las olas
polizón en los relámpagos de un barco
anclado en un lugar
perdido en la memoria

Desde la acera una farola ilumina
la habitación hiriendo con levedad
las sombras

De madrugada es posible
que alguien les contrate su trabajo
y comprarán en el supermercado
lo imprescindible para engañar
al hambre
o tal vez sería buena idea
dejarse apresar sin resistencia
para poder sobrevivir
a expensas de los contribuyentes



http://fernando-sabido.blogspot.com

 


NUESTRAS ALMAS

La atmósfera está electrizada
y el día gris pálido, como exhumado,
no obstante vendrás a verme, a compartir
los malos momentos, los vidrios rotos,
el invierno, para seguir amándonos
con las mismas palabras y volver a pintar
la tarde de nuevos colores buscándonos
el aura, la humedad, algún sueño

Tu sexo desatento despertará, horadado
por el amor al galope que se desangra
contra la adversidad y lo imposible,
intimidad en penumbra, puntos cardinales,
rumbo que enlazará nuestras almas
sin algarabía, sin sílabas

Almas tan distintas y a la vez, tan afines

.

http://fernando-sabido.blogspot.com


LA FOTOGRAFÍA

En una vieja fotografía
un hombre de mediana edad arrodillado
con los ojos cerrados y la cabeza erguida
se enfrenta al pelotón de fusilamiento

Viste traje oscuro, corbata a rayas
y mantiene los labios apretados
a la expectativa de sus asesinos
A pesar del tiempo transcurrido
aún le deslumbra la claridad del alba
esperando la muerte
en ese instante congelado

Y el hombre volverá a vivir
cada vez que alguien
tenga entre sus manos la fotografía

BOB DYLAN

.
ENLACE A MIS LIBROS DE POEMAS


SABIDURÍA

Luz que extiende sus largos cabellos
sobre los necios que colman las ciudades
agonizando entre sus propios gemidos

Un libro ante los ojos resulta cegador, te empapa
las desnudas neuronas sin desprendimientos,
ven, tómalo entre tus manos de cristal
y escucha en silencio las voces de los siglos
relatando historias

La irradiación es vital
para sobrevivir a los conjuros de la gnosis

.
BEETHOVEN: PARA ELISA

http://fernando-sabido.blogspot.com


¡ALTO EL FUEGO! ¡YA!

¡STOP THE FIRE! ¡ALREADY!

GAZA

Ordenan bárbaros Cónsules
Pretores y Centuriones de Judea
Invadir Gaza
Bendecidos por los dioses
De la Trilateral
Con un silencio cómplice

Mil ojos por cada ojo
Sentencian
Es la nueva Ley del Talión
Promulgada al efecto
Para masacrar
A niños y mujeres
De Palestina

.

J.S.BACH

Enlace a mi libro: El paso del tiempo