Skip navigation

 
El alma es la coartada de los dioses
para confrontar nuestras pasiones con músicas
profanas o aromas de inciensos consagrados
En el momento culminante, los sátiros
derraman su sangre a modo de expiación
suplicando a las sacerdotisas no culminen
los amores lascivos contra natura

Rehenes del limbo, amantes frustrados
ofrecen libaciones a la eternidad que restañen
sus heridas, la pureza prende antorchas
con el ardor de los sexos doblegados,
e impotente, la lujuria se aleja cabalgando
sobre mil yeguas vírgenes
 

.

 http://fernando-sabido.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: