Skip navigation

A Marian Raméntol
gran poeta y amiga



EN LA SOLEDAD DEL SEXO

 


En la oscuridad, sobre un lecho de abenuz
el deseo dormita a trasmano entre caricias
imaginadas, eròtico trasiego y lascivia,
mientras, el alacrán del sexo despierta
evocando nocheviejas frenétivas

Entreacto, un rumor de sábanas de seda,
una antología de manuscritos rompe el maldito

silencio y cede el aliento cuando explotan
los sentidos, esquirlas, retazos de lluvia

que apaga el fuego entre psicofonías

y el grito final, preludio de una vacilante

duermevela


Son las cinco y la madrugada se ha perdido

en la clausura de la habitación, sin conversar

con nadie, sólo la ilicitud del solitario placer
apacigua mi soledad,

soledad que no alcancé siquiera a compartir

http://fernando-sabido.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: